El conejo escabechao de Castejón

Castejón de Valdejasa, o ese pequeño municipio perteneciente a las Cinco Villas y que se encuentra justo ahí, en medio de Ejea de los Caballeros, Zuera, Zaragoza, Huesca y Ayerbe. Es uno de tantos municipios afectados por la despoblación, habiendo llegado a superar los 1.000 habitantes durante buena parte del siglo XX, ahora ve como los empadronados apenas superan los 250 habitantes y decrece año a año.

Pero aun siendo así, son varios los motivos para visitar este municipio de las Cinco Villas, entre otros serían el la ruta del bosque y el fuego (o la excusa perfecta para adentrarnos en el bosque y avistar grandes panorámicas), el Castillo de Sora, ubicado en lo alto de un monte erosionado por el paso del tiempo, pero que pese a ello goza de una silueta envidiable, y su gastronomía, más en concreto el conejo escabechao.

Conejo escabechao de Castejón de Valdejasa

Una vez no hace mucho tiempo escuché en una canción del grupo de folk aragonés «Bosnerau» hablar del conejo escabechao de Castejón de Valdejasa. Así que nos decidimos a catarlo. Allí en Castejón de Valdejasa, una vez atravesada la sierra en la que si miras al sur ves un inmenso bosque de pino y arbusto, y allá al fondo el valle del Ebro y el Moncayo, y si miras al norte puedes ver perfectamente los Pirineos, allí en Castejón de Valdejasa buscamos sin cesar la receta de dicho manjar.

Y sería una vez allí, en el Bar Restaurante Carlos, donde nos dijeron que se originó la receta. Sería allá por los años 50, en tiempos difíciles, cuando se encontró en el escabeche la mejor forma de conservar ciertos alimentos. Y estando en el país de los conejos, el conejo escabechao iba a convertirse con el tiempo en todo un manjar, codiciado por lugareños y foráneos.


La receta, según dicta la web www.castejondevaldejasa.es sería como sigue:

Ingredientes: 

Un conejo, una cabeza de ajos, 2 hojas de laurel, tomillo, un litro de aceite de girasol, cuarto libro de aceite de oliva, sal y vinagre

Elaboración:

  • Limpiar el conejo, sazonar y dejar en reposo media hora en un escurridor.
  • Secar con un paño y meter a horno fuerte unos minutos hasta que la carne adquiera color blanco (soasar como se dice en Castejón, asarlo un poco).
  • Meter en un recipiente cubierto con los dos aceites, el ajo y las hierbas.
  • Cocer muy lento, que escasamente hierva, una hora aproximadamente.
  • Diez minutos antes de finalizar la cocción agregar el vinagre.
  • Enfriar en el mismo recipiente.
  • Consumir preferentemente un par de días más tarde.

Castejón de Valdejasa y la sierra mirando al sur

 

Castejón de Valdejasa y la sierra mirando al norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *