CONFIN_ARTE: Fran Ferrer

«Una realidad hipertrofiada, un hiperrealismo teñido de perplejidad sarcástica. Cuando Fran Ferrer -España, comienzos de los ochenta- coloca el objetivo ante el objeto deseado desnuda la imagen al tiempo que la viste del aura de la genialidad. Viajero infatigable, impregna sus trabajos del brillante polvo del desierto y de la humedad de los trópicos».

(Ferrer Lerín, Ciudad de México, noviembre de 2009)

Cuando la humanidad se queda en casa los cielos vuelven a estar limpios.

Biografía

Se describe como un fotógrafo profesional sin aires de artista a pesar de tener algún proyecto en mente que podría verse expuesto en cualquier galería o en diversos medios. Cree que la fotografía es un oficio que merece respeto pues se trata de su medio de vida. Hace mucho que no quiere hablar ni pensar en la dicotomía entre digital y analógico pues solo piensa en asegurarse un futuro dentro de esta difícil profesión.

Estudió fotografía en Barcelona y en Brighton (United Kingdom). Ha trabajado en todos los campos: desde su bautismo en fotografía aérea (la de verdad, la de volar en avioneta por España), pasando por alguna campaña publicitaria, retratos coorporativos hasta infinidad de eventos de empresas y fotografía deportiva, principalmente, deportes de invierno. Aunque reconice que el retrato es lo que más le motiva. Por accidente, terminó en Madrid y en general, su visión de esta gran ciudad es su visión de la vida: una anomalía y una fantástica casualidad.

Fotografía de Fran Ferrer

Nació en Jaca (Huesca), ciudad a la que regresará, casi a ciencia cierta, para ser un viejo socarrón bebedor de guasillos (o vermuts si leemos desde el resto de España o cualquier otro confín del planeta Tierra) con sus amigos de la infancia.

Por si queréis saber más de él, existe esta web www.eventgrafic.com.

Fotografía de Fran Ferrer

La entrevista

1.- ¿Qué tal, Fran?. Madrid ha sido, probablemente, la ciudad más azotada por el covid-19. ¿Cómo has pasado y pasas el confinamiento?

Sin duda  algo así como en la media-baja de sufrimiento. A pesar de vivir en Madrid tengo un piso que está bastante bien. Salí del centro, donde todavía resisten algunos amigos, a tiempo del descalabro de los alquileres. Lo digo por que Madrid está llena de familias que viven en pisos enanos, sin luz, etc.  Esa gente lo debe de pasar fatal sin poder salir a la calle. Luego están los futbolistas, que al principio de la pandemia subían vídeos fardando de mansiones. Me da la sensación de que a todos nos costó darnos cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Por otro lado mi familia está y ha estado bastante bien. El tema laboral un desastre, pero seguramente mejor que los dueños de un bar, una agencia de viajes o un taxista. A tu pregunta inicial, mi respuesta sería que gracias a mi mujer y algo de suerte, no lo estoy pasando mal.

Fotografía de Fran Ferrer

2.- Desde tu vigilante objetivo de fotógrafo, ¿has podido trabajar desde el confinamiento?

Desde antes del estado de alarma vi caer todos mis trabajos de meses venideros como si fueran piezas de dominó. Al principio opté por enviar mails un poco para dar señales de auxilio y finalmente hubo que aceptar la realidad. Creo que los de mi gremio somos de los que desde el primer minuto supimos que iba para largo. Cuando ves que ya te han cancelado trabajos de septiembre en marzo, no te queda ninguna duda. Entonces llegó la aceptación jajaja. Mi mujer ha sido mi ángel de la guarda. Ella está trabajando desde casa y le va bien y es ella la que me ha ayudado a mantener una rutina. Hacemos hasta gimnasia y como  me conoce bien ha sido la que cuando me ha visto que me venía abajo, rápidamente me levantaba. Tengo suerte al contar con alguien que te anima y te hace el seguimiento en situaciones así. Otros compañeros de profesión durante la pandemia se están centrado en el tema de la fotografía de stock. Yo no termino de decidirme por ese camino, realmente esto daría para un monográfico. La primera semana no toqué la cámara. Pero después la he tenido siempre a mano. He hecho fotos desde mi casa y en la calle al inicio de las salidas masivas. Para mí, la fotografía callejera, ese género tan extenso y tan en la esencía de este arte, es sin duda uno de los más difíciles. Por lo menos el que más rápido te puede bajar el ego. Puedes ser un fotógrafo buenísimo con clientes de primera división encantados con tu trabajo y salir a la calle con la cámara para volver a casa con la sensación de que a penas has hecho una foto decente. Pero sí, durante la pandemia estoy haciendo fotos. Y me he creado mi cuenta de instagram por fín!!! Ohh instagram!! … para otro monográfico daría sin duda, je je… aprovecho para que me sigan https://www.instagram.com/fxf_grafic/ 

Resumiendo diré que es la red social que mejor entendió lo que estaba pasando con el boom de los teléfonos inteligentes y que en ella como siempre está lo mejor y lo peor. Que lo mejor lo tienes que buscar, ya que su algoritmo si te descuidas, solo trabaja para que te lleguen marcas e imágenes de chicas jóvenes con poca ropa. El bien y el mal en la palma de tu mano. Estoy empezando, empiezo tarde lo sé, me pregunto si habrá sitio para otro fotógrafo ahí dentro. Los algoritmos me dan miedo si te soy sincero. «El algoritmo del terror» lo he bautizado. Te leen el pensamiento y saben todas tus perversiones. Es otro tema interesante: «vivir con los algoritmos» y La (Kloaka) de internet. Volviendo a mis motivaciones, siempre me ha gustado lo marginal, pero no para vivirlo. Prefiero vivir bien. Si me sigues en instagram más adelante verás mi proyecto principal, lo que más me interesa, el mundo de los olvidados y marginados. La certeza, casi la necesidad de encontrar «la bondad» en esas personas. («Freaks» de Tod Browning).

Y siguiendo con instagram y su algoritmo, enseguida descubres como muchos fotógrafos copian, como hago yo, a los mismos artistas. Como muchos tenemos series inspiradas en el célebre René Magritte, Les Amants (Lovers) y su variedad de interpretaciones. Ahí dentro está todo el mundo, pero los tienes que buscar. Puede ser un pozo sin fondo de inspiración o un pozo sin fondo de insatisfacción y perversión. Y después de esta parrafada jajaj … A día de hoy me encuentro enviando mails, buscando trabajos, enviando muchos «Espero que estéis bien dentro de las circunstancias», pretendiendo que nadie te olvide y revisando proyectos olvidados, estancados o semi activos. Ah y aplaudiendo a las 20h. Tenemos vecinos que vistos desde la ventana parece que son muy buena gente. Hay una pareja que desde el inicio, ha sacado un bafle al balcón y puesto una canción (SOLO UNA) al final de los apalusos. Por suerte con buen gusto musical. No molestando a nadie. Casi tan terrible como el algoritmo o el mismo Covid son esos vecinos molestos con afán de protagonismo… otra vez por culpa de las redes sociales… «molestar a la gente para publicarlo en redes»… ¿lo ves es? «el Algortimo del Terror». Nuestros buenos vecinos incluso recogen peticiones. Por suerte un día gritaron su correo electrónico y pude pedir una de mis canciones (nuestras) favoritas para que se la dedicaran a Ana el día de su cumpleaños. Los dos hemos pasado nuestros cumpleaños en confinamiento pleno. https://www.youtube.com/watch?v=xwvpeYiQwss

Fotografía de Fran Ferrer

3.- En una llamada anterior me hablabas del insólito cielo azul de Madrid mientras los humanos nos quedábamos en casa. Ahora que ya empiezan de nuevo los coches a cruzar las avenidas, desde un aspecto ecológico, ¿crees que volveremos a dañar el planeta como antes?. Es decir, ¿crees que esta experiencia hará que reaccionemos?

Desde hace días en Madrid ha aumentado mucho el tráfico. Por suerte está lloviendo bastante. Es un consuelo. Me temo que aquellos cielos ya son historia. Para la naturaleza esto ha venido bien. Vivo junto a la casa de campo y pude vivir unos días de una paz increible disfrutando del silencio y las aves, incluso algún Milano. Algó así como un paraíso desde mi ventana. Todos vivíamos «bien» antes, cargándonos el planeta y no creo que esto sirva para cambiar nada. La sociedad no lo creo, individualmente quizá si. Creo que hay grupos grandes de personas que quieren pasar por esta vida sin molestar demasiado ni ensuciar mucho. Pero sorprendentemente sigue habiendo grupos muy grandes y a día de hoy bastante envalentonados a los que cargárselo todo se la sopla. Aprovecho para recomendar la serie The Loudest Voice, basada en hechos reales. Su protagonista Roger Ailes, es el célebre productor televisivo  que creo la Foxnews en USA. Y representa bien ese grupo que te comento, ejemplarizándolo con una frase en relación a un bosque que puede ser talado. Dice algo así como  «Dios creo los árboles para hacer casas y nada mas…» algo así aproximadamente. Nos creemos con unos derechos que nos pueden llevar a la extinción. En resumen, soy un pesimista esperanzado. Ojalá se cumpla mi parte esperanzada. Al fin y al cabo hay que ser optimista. Los pesimistas «no dan bien en cámara» y no caen bien.

4.- ¿Cómo crees que va a repercutir esta crisis al mundo de la cultura?

¿La cultura? Espero que le vaya bien. Espero que la gente tenga ganas de vivir la vida, devorar libros, películas, tomar vinos baratos en inaguraciónes de muchas exposiciones, de ponerse pedo en conciertos, de contratar foto y vídeo para cualquier evento que hagan… La ansiada «recuperación en V». Supongo que en un tiempo todo será casi igual. Con detectores de temperatura y arcos de desinfección pero igual. Con malas caras e incluso alguna reprimenda para los indeseables que tosen, estornudan y van por la vida con fiebre sin mascarilla ni decoro… Espero que hagamos como llevan haciendo tiempo los asiáticos.

Fotografía de Fran Ferrer

5.- Como fotógrafo, ¿cómo ves el futuro en tu profesión?

Yo creo que siempre ha estado en crisis. Infravalorada, con ausencia total de corporativismo del bueno, claro está. Pero por otro lado yo creo que la gente que es buena y muy buena relacionándose, siempre funcionan. Hay que tener, ampliar y cultivar los contactos. 100% contactos. Que te tengan presente, que les caigas bien. Y conseguir dar mucha confianza. Ahora mismo con las cámaras que hay a precios accesibles, en instagram puedes ver chavales de 18 años en Rusia o un pueblo de Barcelona con miles de seguidores y muchísimas fotos de chicas guapísimas o paisajes super retocados, te estoy hablando de 200mil seguidores y cosas así. Perfiles que son clónicos, las mismas poses, las mismas creatividades etc… Pero si un cliente serio se piensa que ese chico puede darle el oficio o la seguridad que le doy yo, no tardará en darse cuenta de que estar una hora retocando la foto que le has hecho a tu vecina monísima no te otorga la categoría de profesional. Y ojo que seguro que yo puedo aprender mucho de ese chaval. Por lo demás creo que si pudíéramos estandarizar bien los precios, si mucha gente supiera que por menos dinero de lo que piensa puedes tener muy buenos sevicios de fotografía, y otros aceptaran que hay servicios que no se pueden cobrar por menos de ciertas cantidades, habría más trabajo y nos permitiría llegar a un entendimiento global en precios y control de oferta y demanda. Y la guinda del pastel sería tener unas condiciones como autónomos decentes.

6,. ¿Crees que el gobierno español ha actuado de manera acorde a las circunstancias?

No lo sé. Pero si sé que «a posteriori» lo que sea!!! Agárrame el cubata!!! Fuera de bromas, seguro ha habido incompetencias, seguro que ha habido aciertos y seguro que ningún país lo ha hecho perfectamente bien. ¿Portugal? , puede ser o puede ser que tuvieran la suerte de que no les llegara tan pronto el virus, y de que cerraron a tiempo y no tuvieron a una urbe como Madrid a plena máquina con el metro precarizado llevando a gente como sardinas en lata un día tras otro. Seguramente así han conseguido el éxito que se puede ver por sus datos.

Fotografía de Fran Ferrer

7.- Durante el estado de alarma, ¿qué has echado de menos y qué destacarías?

Poder ir a Jaca y ver a mi familia. Es una sensación extraña. Poder haber hecho los trabajos que tenía estos meses. Y echo cada vez más de menos salir de bares, vermuts, terrazas, mamoneo en general, especialmente el de Madrid. Bueno, seguro que sabes de lo que te hablo. Yo creo que Madrid y Zaragoza se parecen bastante en eso. Urbes de interior sin costa ni las bondades mediterráneas, con aquitecturas duras pero con una gente y vida de bares insuperable. No nos ganan en toda España y fuera, en mi opinión, tampoco.

8.- ¿Cuándo nos vamos a poder tomar esa cerveza en Jaca?

Si no puede ser a finales de junio empezaré a preocuparme seriamente.

Fotografía de Fran Ferrer

Una entrevista realizada por Marcos Callau Vicente (Zaragoza) para la sección CONFIN_ARTE quien reune una amplisima experiencia como organizador y comisario de exposiciones artísticas, y cuya labor está principalmente vinculada al Ateneo Jaqués.

Así explicaba Marcos Callau en Onda Cero Radio para Lourdes Funes en que consiste Confin_Arte (confinamiento con arte): AUDIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *